jueves, 10 de diciembre de 2009

Yo no podría haberlo dicho mejor (quizá solo más sensual)

Cuanto más navego e investigo, más me apasiona lo que encuentro, así que voy a colocar aqui la referencia a dos artículos que me han emocionado... literalmente... es lo que ocurre cuando no te sientes sola en tu forma de entender las cosas. El primer acto de humildad debe ser el de la Domina, que constantemente se ocupe de su crecimiento como persona y del de su sumiso.

¿Cómo debería ser un Dominante?

La eterna pregunta para las personas sumisas que exploran por primera vez el mundillo del BDSM, e incluso un íntimo pensamiento de muchos/as Dominantes que se cuestionan qué pueden mejorar de sí mismos/as: ¿Cómo debería de ser un Dominante?Publico esta traducción, mía, de buen ánimo, sin pretender arañar susceptibilidades ni ofrecer dogmas. Para muchos/as puede resultar un texto naif y exageradamente emotivo, para otros/as puede ser una clara descripción de las adecuadas actitudes que todo Dominante debería mostrar, y para otros/as... quizá es un onírico planteamiento con visos de absoluta irrealidad.
 
 
Reglas para Dominantes novatos (y no tan novatos)
 
Creo que todos, y todas, leemos a diario los reproches que las personas Dominantes hacen sobre las personas sumisas y las quejas de las personas sumisas hacia los Dominantes. Que dos personas se encuentren hoy en día, y que además sus personalidades, deseos y expectativas encajen, se hace realmente difícil. Muchas veces no nos damos cuenta de que con nuestra actitud y maneras provocamos silenciosos rechazos, y que perdemos muchas oportunidades de ser valiosos para los demás. Y peor aun, perdemos oportunidades de encontrar lo que buscamos. Mucho se ha escrito sobre cómo debe comportarse una persona sumisa, sobre qué debe tener en cuenta para conseguir tener Dom, pero... ¿y los Dominantes?



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Se agradecen los comentarios