jueves, 10 de noviembre de 2011

Una visión y su reflejo

Me permito citar un fragmento de una de las respuestas que tan amablemente me dejais en este blog, para reflejar una visión, un punto de vista, los trazos de como entiende un sumiso la sumisión, una de las caras de la moneda:

"Es querer sentir ese susurro, esa forma de acariciar, esa forma de abrazar, esa forma de sentir vergüenza y orgullo al mismo tiempo. Es tener ganas locas de ver qué escribe la otra persona. Es quedarse sin palabras cuando lo lees. Son las ganas de querer bañar a alguien limpiándola con una esponja. Es tener ganas de sentarse entre sus piernas cuando ella está sentada en el sofá. Es tener ganas de notar su mano entre tus cabellos. Es ganas de que me diga que le apetece verme con esa camisa, con esos calzones o que me lo quite todo. Es ganas de hacerle reír. Es también ganas de que te siente en su regazo. De que te mire. De que te bese donde te duele. De que te duela tanto que te guste, o que te guste tanto que te duele. De darle un masaje en los pies mientras me lo cuenta todo porque lo quiero saber todo. Porque su voz resuena dentro de mi. De que las cosas me sepan a gloria si vienen de su mano. De que sea su mano la que dibuje mi sonrisa y delinee mi cuerpo."machiavelli

Y como toda moneda tiene dos caras.... queda la cara de la Dominación...

"Es desear volver a escuchar ese tono de voz suave, modulado, servicial. Es ver en su mirada que su interés por tí es genuino, que una sonrisa tuya le ilumina como si fuera un árbol de Navidad. Es sentir como su cuerpo entero se estremece con un leve roce de tus dedos, como se enciende la pasión con un simple susurro, cuando sabes que ocupas sus días y sus noches, y que tu imagen se superpone a todo lo que hace. Es tener la certeza de que hará lo posible y lo imposible por estar contigo, por hacerte sentir el centro de su ser, y que con un simple mensaje de móvil se altera toda su sangre. Es cuando el tiempo se detiene estando juntos, cuando los pensamientos de uno se convierten en deseos del otro. Es cuando estás deseando volver a reflejarte en su mirada, y desde arriba, coger su barbilla para besarle dulcemente".

Gracias por una visión tan hermosa, de las que hacen soñar, porque hay veces en que los sueños se hacen realidad.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Se agradecen los comentarios