sábado, 6 de agosto de 2011

Una parte de mi

Llevaba tiempo detrás de hacerme un tatuaje, pero no encontraba un dibujo adecuado, algo que me representara para siempre, hasta que al fin ha llegado: un ave fénix.

Según la mitología, esta ave no muere nunca, o mejor dicho, muere cada 500 años para resurgir de sus cenizas, y simboliza la renovación, y el renacimiento espiritual y físico, el poder del fuego, de la purifiación y de la inmortalidad, y según el mito poseía varios dones, como por ejemplo que sus lágrimas eran curativas.

A lo largo de mi vida he transitado por diferentes ciclos de vida y renovación, y si miro hacia atrás tengo la sensación de haber vivido muchas vidas en una, así que este símbolo no solo refleja como ha sido mi vida, sinó que me recuerda que es posible morir y renacer una y otra vez, surgiendo cada vez con más fuerza y más confianza.



10 comentarios:

  1. Le iba a decir algo sobre el ave fenix,pero después de ver su foto,me parece que lo tendré que aplazar porque de momento mi mente se ha quedado como nublada y siento como mareos y temblor de piernas.

    No hay derecho;no es justo,no es humano...tener que ver y olvidar;tener que ver y no palpar;tener que ver y sólo poder soñar...

    Hoy tendré una mala tarde de sábado.

    ResponderEliminar
  2. Muchísimo significado.

    Caí por aquí, por un post sobre el romanticismo en el bdsm y luego caminé un poco más.
    Encantada de haber resbalado entre tus letras.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias Sweet por pasearte por mi pequeño rincón, y por dejarme tu comentario. Me alegra ver que el romanticismo se tiene en cuenta en el BDSM, porque sería una pena perderse ese ingrediente en aras de una ortodoxia más estricta. Saludos y bienvenida

    ResponderEliminar
  4. espartaco... lamento haber provocado tal desazón, no era mi intención, más bien la de compartir los momentos de alegría, los que me hacen sentir orgullosa, los que me hacen ver que estoy avanzando y creciendo, cambiando, con todas aquellas personas que aprecio, y tú estás entre esas personas... a veces no tenemos lo que queremos, pero encontramos algo que no esperábamos

    ResponderEliminar
  5. Señora Alyna,

    Ya encontré la forma de tenerla a ud cerquita de mí:poner esta foto como fondo de escritorio del ordenata.

    Y lo mismo en el telf. movil.

    A partir de ahora,ya sé lo primero que veré cuando abra estos cacharros.

    Y es que entre la nada y el todo tiene que haber algo.

    ResponderEliminar
  6. Me encanta el Ave Fénix. Hubo un momento de mi vida hace unos cuantos años en que me identifiqué con él. Pero también es una metáfora de la vida, de los cambios a los que esta nos somete. Igualmente podría aplicarse a la Dominación Femenina. Piénsese en quien finaliza su vida vainilla y renace como sumiso de, en su nueva vida con todos los cambios que ello le va a traer consigo

    ResponderEliminar
  7. Siempre me han vuelto loco los tatuajes sobre los pechos. Me parecen muy sexys. El sujetador me parece precioso. Me encanta la lencería. Y los pechos...de ensueño...

    ResponderEliminar
  8. Un tatuaje es para toda la vida y eso es mucho tiempo, asi que comprendo que sea una decisión dificil de tomar.
    Es muy bonito. Gracias por compartirlo Señora.

    ResponderEliminar

Se agradecen los comentarios